fbpx

Toxina Botulinica

La toxina botulinica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum

La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular se aprovecha para usarla como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y como producto cosmético para tratamiento estético de las arrugas faciales.

La toxina botulínica actúa de forma local mediante el bloqueo de la liberación de acetilcolina, lo que se traduce en parálisis muscular temporal

 

 

toxina botulinica

Toxina Botulínica y aplicaciones cosméticas

Hoy en día es uno de los tratamientos que ofrece mejores resultados para eliminar las arrugas. Tras su infiltración con una aguja extra fina en el músculo debajo de la piel de la zona que se desea tratar, actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular. Con este efecto se pretende que desaparezcan las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto más juvenil en la piel.

 

Toxina Botulinica para la Hiperhidrosis

Cada vez se desarrollan más aplicaciones clínicas de la toxina botulinica, como en la hiperhidrosis:

Se consigue relajar la actividad de las glándulas sudoríparas, disminuyendo así la aparición de sudor en las zona tratadas como pueden ser las axilas, manos y pies. Se infiltra entonces diferentes puntos de toxina, subcutáneamente, en la zona o zonas dónde se produce de forma excesiva el sudor.

Después del tratamiento el paciente puede realizar sus actividades normales y empezará a notar una disminución de la sudoración entre el cuarto y el séptimo día, siendo el efecto máximo a los quince días y efecto total dura entre 7 y 10 meses según el metabolismo de cada persona tratada

Se considera un tratamiento seguro y eficaz.

Tiene una duración temporal, entre tres a seis meses, lapso después del cual debe renovarse la dosis.
Rara vez se han dado casos de efectos secundarios, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas. En general el tratamiento de toxina botulinica es bien tolerado.
El Instituto nacional del envejecimiento de EE. UU. y la FDA hacen recomendaciones adicionales a los usuarios potenciales sobre uso de la toxina botulínica:
  • No lo utilice si está embarazada o cree que podría estarlo.
  • No lo utilice durante la lactancia materna.
  • No lo utilice si tiene alergia a la albúmina (huevo).
  • Informe al médico si tiene enfermedades nerviosas o musculares.
  • Informe al médico si está tomando antibióticos, relajantes musculares, anticolinérgicos, aspirina, anticoagulantes o algún otro medicamento.

Si te gustó, regalanos un like o compártenos en tu facebook
 

Agenda tu cita para aplicación de Botox

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Celular

Abrir chat